Opinión
Search

Es inevitable salir herido

dolor

Todos tenemos heridas. Algunas más pequeñas. Como los rasguños que nos hacíamos de pequeños al caernos al jugar. Pero son dulces, y al fin al cabo, no tan dolorosas. Nos recuerdan que alguna vez fuimos felices. Eran previsibles, contábamos con ellas. No son las más importantes. Están totalmente integradas en nuestro interior.

Hay otras que nunca hubieses imaginado llegar a tener. Confías en que nada malo ocurriría. Piensas que será así. Ciertas los ojos y te dejas llevar. La corriente te empuja. Te sientes libre. Nadie puede detenerte. Eres capaz de cualquier cosa. Es tú momento. Nunca te habías sentido tan bien. Disfrutas de la libertad. Vuelas muy alto. Llegas a tocar el cielo. Y entonces, te topas con la realidad. Das un giro de 360°. Lo que creías cierto ya no lo es. Una pesadilla te arranca duramente del sueño. Un golpe del que es difícil reponerte. Una herida que no deja de sangrar cruza tu alma. Un enorme vacío se apodera de ti. Ya no eres el mismo.

Las heridas se acumulan. Se pueden curar, pero jamás se cerrarán del todo. La cicatriz se queda ahí, como una marca grabada a fuego de lo que una vez fuiste. Aprendemos a vivir con ellas, son parte de nosotros. 

No eres el único que ha sido herido. ¿Alguna vez te has preguntado por qué te ha tocado a ti tener tan mala suerte? ¿Crees que eres el único que lo pasa mal?

"Nadie dijo nunca que fuese fácil"

Sé que puedes hacerlo, eres fuerte lo has demostrado muchísimas veces antes. No te dejes vencer por el dolor. Cuando sientas que nada es suficiente, que nada vale la pena. Echa la vista atrás. Rememora como llegaste a dónde estás. Qué es lo que te hizo sonreír. Ahora ya no está. Pero el recuerdo jamás te abandonará. No te abandonaré. Las heridas seguirán acumulándose pero no tendrás qué enfrentarte a ellas solo. Las heridas se acumularán pero podrás hacerles frente. Sólo necesitas confiar en ti.




Alejandra G.N.
Estudiante de periodismo. Además, es apasionada de los idiomas y la comunicación, desde la convencional hasta la 2.0. Con poco tiempo libre, pero con infinitas ganas de aprender.
  • Web personal
  • Escríbeme
  • LinkedIn
  • Feed
  • Youtube
  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook Red De Pensamientos Web
  • Google Plus Alejandra González

6 Comentarios en “Es inevitable salir herido

    1. Poco a poco vamos creciendo y empezamos a ver la vida de otra forma, y es verdad, todos, absolutamente todos hemos pensado en algún momento "¿Por qué a mí?" Y a veces por tan solo tonterías. Madurar no significa dejar de ser felices, al contrario, significa empezar a sonreír de nuevo, por otras cosas diferentes a las de cuando eras niño, teniendo más problemas, pero SONREÍR, y que sonrían los de tu alrededor, los que quieres a la vez que forjas tu futuro.
      ¡Un graan saludo!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola! :)
        Totalmente de acuerdo. Crecemos, maduramos, nos hieren y herimos. Puede que sin darnos cuenta, pero lo hacemos. Es inevitable. A pesar de ello, nunca debemos perder la sonrisa ni las ganas de vivir. En ese momento si estaríamos totalmente e inexorablemente perdidos. Eso si que seria un horror.
        Muchos besos.

        Eliminar
    2. Las cicatrices que nos hemos ganado moralmente... son como las costillas rotas. No se ven pero están allí. Permanecerán con nosotros toda nuestra vida. Tenemos que aprender de esas heridas, de esos errores. Tenemos que aprender a vivir con el recuerdo y evitar que se vuelvan a repetir. Por desgracia, no todo el mundo aprende y se tropiezan dos veces con la misma piedra. Me identifico con tu entrada, lo has descrito a la perfección. Un beso enorme :)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola! :)
        Muchas gracias por tu comentario. ^^ Es cierto, una vez heridos lo estaremos para siempre. Eso no significa que debamos rendirnos y centrarnos únicamente en nuestro dolor. Seguir adelante, no dejar nunca de luchar y, como dices, aprender de nuestros errores es lo más importante.
        Besos cielo.

        Eliminar
    3. Yo pienso que las heridas no siempre son malas, al revés, nos ayudan a crecer y a volvernos más duros en un mundo donde las personas se alimentan de herir a los demás sin importarles nada. Puede que te hieran o intenten hundirte, pero con una sonrisa a tiempo todo dolor es "pasajero" así que intenta sonreir cada vez que pueda, o si no te hago sonreir yo que se me da bien, =)

      ResponderEliminar
    4. Solo con ese comentario (y leído después de unos meses) has conseguido ya hacerme sonreir mi niño.
      Muchísimos besos mi amor!!
      Te amo muchísimo mi vida!!!

      ResponderEliminar

    ¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)