Arquitectura básica

triángulos

El triángulo es una de las figuras arquitectónicas más fuertes porque entre sus tres lados se reparte el peso de la mejor forma posible y así se evita que la construcción se venga abajo. Todo tiene que ver con las bases. Si están bien configuradas y desde el principio construidas sin errores aguantarán casi cualquier cosa. En cambio, si el final está perfecto pero falla el principio esto puede ser fatal.

Necesitamos saber que en lo que más creemos está hecho de la misma forma. Si tanto como por arriba ni por abajo hay fisuras, no tenemos de que preocuparnos. Pero, en el momento en el que algo se tambalea y cambia lo que creías que era cierto todo puede empezar a desvalijarse. Como en un castillo de naipes las fuerzas se desequilibran y el vacío se acerca.

Es el momento de revisar cada uno de los centímetros de tu construcción y evitar que se desmorone antes de que sea tarde. Ten cuidado de confundir una simple imperfección con un desliz insalvable y, sobre todo, no dejes de confiar. 

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho el texto, realmente debemos analizar bien los cimientos de nuestras creencias.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)

Con la tecnología de Blogger.