De un Libro Una Reflexión | "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina", de Stieg Larsson

"Su presencia la había irritado, pero también pudo constatar que ya no le dolía verlo. Él se había convertido en un pequeño punto en el horizonte." La chica que soñaba con una cerilla y un vidón de gasolina - Stieg Larsson

Cuando el dolor es cercano nos parece que durará para siempre. Creemos que viviremos en un continúo recordatorio de lo que fue y ya no es. A cada momento sintiendo esa herida sangrar. El sentimiento de culpa como nuestro más fiel seguidor.

El tiempo pasa. Hoy parece imposible, pero eso que te han dicho es cierto. El paso de este hará que cada vez duela menos. Si tienes suerte puede que olvides ese momento que lo cambió todo. Si no, al menos se irá mitigando esa sensación. Se irá borrando cada vez que escuches el tic-tac.

Lo siento, tenías razón en que nunca cesará del todo. No puedo ocultarlo. Esa parte de ti que se marchó te seguirá haciendo falta. Muchas veces desearás volver a tenerla de nuevo. Pero, la mayor parte del día estarás bien. Habrá tristeza, mas aprenderás a vivir con ella. Hasta que llegue el momento en que casi puedas seguir con normalidad.

Entonces, en un indeterminado instante, podrás mirar atrás. Entonces, solo entonces, te darás cuenta de que lo has superado.

No hay comentarios

¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)

Con la tecnología de Blogger.