Hespérides | El drago, sangre de dragones en Canarias III Drago de Icod

drago en Huelva
Ejemplar de drago en la entrada de la Casa Colón (Huelva) | © Alejandra G.N.

Dragos relevantes

Los dragos hasta ahora han sido tratados como conjunto, mas hay algunos de ellos que destacan por sí mismos. En la actualidad el más conocido es de Icod de los Vinos, pero históricamente el que más ha captado la atención es el desaparecido drago de La Orotava.


Drago milenario de Icod

De los ejemplares vivos el que más reconocimiento recibe es el que se encuentra en el municipio de Icod de Los Vinos, en Tenerife. Solo el nombre con el que se le conoce indica que nos encontramos ante un árbol con muchos años. Su edad se ha discutido en numerosas ocasiones por los expertos, pero hay un consenso de alrededor de 400 años (aunque para algunos se queda en 600 y para otros puede llegar a sobrepasar los 1000). En cualquier caso, se ha convertido en parada obligatoria para todos los visitantes del norte de la Isla. Dada su importancia natural, histórica y turística en 1985 se le instaló un ventilador para evitar los hongos y en 1993 se desvió una carretera que pasaba muy cerca. Su altura es de 17 metros de alto y 20 de perímetro en la base. Su peso se calcula en 15 toneladas sin contar con las raíces.

Leoncio Rodríguez, como hemos mencionado en entradas anteriores, destaca el interés del escritor español Eugenio Noel en este árbol: “Y, no obstante –añadía–, vale la pena de trasladarse a Icod, aún con los ojos llenos de deslumbramiento de la Orotava, y ver al Teide desde el drago, desde su sombra legendaria y prehistórica contemplar aquel cono impasible, lleno de sol, que sacude los nervios con bárbara valentía. Desde ninguna parte el Teide es más bello. Y hasta esa belleza parece prestársela el árbol. Dignos el uno del otro, este gigante vivo inspira la idea de que ha de perpetuarse en el tiempo más, mucho más, que la mole muerta del enorme picacho”.

Sigue descubriendo El Drago con las entregas ya publicadas. En la próxima hablaremos de otro ejemplar muy recordado. 
Con la tecnología de Blogger.