De Un Libro Una Reflexión | "La guerra no tiene rostro de mujer" de Svetlana Alexiévich

«Un libro más sobre la guerra... ¿Para qué? Ha habido miles de guerras, grandes y pequeñas, conocidas y desconocidas. Y los libros que hablan de las guerras son incontables. Sin embargo... siempre han sido hombres escribiendo sobre hombres, eso lo veo enseguida. Todo lo que sabemos de la guerra, lo sabemos por la «voz masculina». Todos somos prisioneros de las percepciones y sensaciones «masculinas». De las palabras «masculinas». Las mujeres mientras tanto guardan silencio. Es cierto, nadie le ha preguntado nada a mi abuela excepto yo. Ni a mi madre. Guardan silencio incluso las que estuvieron en la guerra. Y si de pronto se ponen a recordar, no relatan la guerra «femenina», sino la «masculina». Se adaptan al canon. Tan solo en casa, después de verter algunas lágrimas en compañía de sus amigas de armas, las mujeres comienzan a hablar de su guerra, de una guerra que yo desconozco. De una guerra desconocida para todos nosotros». La guerra no tiene rostro de mujer, de Svetlana Alexiévich.

Nuestras palabras están condicionadas. Siempre hay un ganador y un perdedor. Alguien que se lleva todo el reconocimiento y otros que quedan olvidados. Pasa en casi cualquier situación. Los que llegan más arriba suelen pisotear a los que se encuentran más abajo. Muchas veces ni siquiera es de forma consiente. Se adaptan a su nuevo rol y se olvidan de todo lo que han pasado para llegar hasta ahí.

Nuestra desmemoria es cruel: borra el esfuerzo de millones de personas. Las deja en nada. Nos quedamos con todo lo que construyeron, pero con otros nombres. Sus figuras se convierten en una leyenda. Les ponemos los apellidos que queramos y, así, en un momento, hemos reconstruido la historia. Ya nada queda de esas valientes que tanto lucharon.

Ponemos a las mujeres en un pedestal de frágil cristal. Les decimos que son especiales, que son el aire que forma nuestro viento. Son los seres que traen la vida. Son puras. Debemos admirarlas porque ellas son las que dan vidas. Vidas que solo nos interesan si son masculinas. Las mujeres volverán a estar relegadas a su único papel. Lo son todo para nosotros. Todo menos libres. Las que se atrevieron a destacar fueron consideradas brujas. Seres malvados con los que había que acabar. Cómo se atreven a ser inteligentes y unirse en aquelarres.

Las mujeres lo son todo para nosotros, todo menos libres.

No hay comentarios

¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)

Con la tecnología de Blogger.