Opinión
Search

Reseña: Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez


Título: Tu nombre después de la lluvia

Autor: Victoria Álvarez

Páginas: 584

Precio:19.90€

Editorial: Lumen

Saga: Dreaming Spires 1/3





Érase una vez en Irlanda... Corren los primeros días de enero de 1903 y el profesor Alexander Quills, un hombre sabio y triste, vuelve a su casa de Oxford después de asistir a unas conferencias en Londres; Oliver Saunders, joven y tímido, mientras tanto, trabaja en su pequeño cuarto de Balliol College, rodeado de diccionarios y novelas góticas, y Lionel Lennox, amante de la buena vida y de las faldas ligeras, está en Egipto, a punto de profanar la tumba de una princesa para llevarse una joya de inestimable valor. Poco tienen en común los tres amigos, excepto el cariño que los une y el interés por las nuevas ciencias que exploran el mundo del más allá. Muy pronto sus ganas de saber los llevarán a Irlanda, una tierra plagada de leyendas, donde las piedras tienen una historia que contar y el sonido de la lluvia se confunde con el llanto de unas mujeres que cuidaron de sus seres queridos incluso más allá de la muerte. Heredera de La dama de blanco de Wilkie Collins, Tu nombre después de la lluvia es una novela de misterio y aventuras que nos devuelve a la mejor literatura del siglo XIX.



Victoria Álvarez publicó su primer libro en el 2011 y desde entonces ha publicado varias novelas que han sido traducidas al italiano y al alemán. Como especialista en la literatura del SXIX sus novelas suelen estar ambientadas en esos años (Tu nombre después de la lluvia, 1903) y tienen el toque de la narrativa de esa época. Esta novela de género principalmente de misterio también tiene unas pinceladas de novela romántica y del género periodístico. Muy a destacar es la gran labor de documentación que realiza la autora que en su prosa demuestra, entre descripciones y diálogos, con magnificas explicaciones de una cultura que para la mayoría de los lectores no será conocida, pero que durante la lectura les seducirá.

Desde el prólogo ya la autora nos deja sin aliento y es imposible no continuar leyendo. Nos encontramos con unos personajes muy diferentes entre ellos pero con un amor común: lo sobrenatural y su periódico Dreaming Spires, en el que con una base científica intentan dar explicación a fenómenos del más allá. En eso se centra el argumento, cuando están a punto de cerrar su publicación reciben un mensaje en el que se les menciona el extraño caso de una banshee (figura de la mitología irlandesa) que no solo anuncia la muerte de los miembros del clan al que pertenece sino que -aunque no está en su naturaleza- comienza a hacerlo también de otras personas, e incluso se sospecha que ella misma les provoca la muerte. Tras esto, Lionel, Alexander y Oliver se trasladan de Londres a Irlanda para investigar de primera mano el asunto. Aquí es donde se centra la acción principal. Con un ritmo al principio algo lento pero que se va acelerando según nos acercamos al desenlace suceden una serie de acontecimientos que no nos permiten separarnos del libro. La magia del trío protagonista está en sus disparidades que hacen que a una misma situación se le pueda dar la vuelta de muchas formas y añadirle humor a las situaciones más insospechadas. Todos los personajes están muy bien construidos -especialmente los principales- y se puede ver como gracias a la sucesión de acontecimientos van sufriendo un desarrollo y nos permiten ver su mundo interior con profundidad y así entender cómo han llegado a ser lo que en el momento de la narración son. Los secundarios, asimismo, ayudan a que la obra en su totalidad sea difícil de olvidar. 

La estructura está divida en partes y, dentro de estas, en capítulos. Las partes dependen del lugar y del momento en el que se encuentra la narración, pues sigue una cronología lineal. En un principio, acompañamos a Lionel (el más aventurero, provocador y conquistador y aquel que nos mantendrá en vilo hasta el mismo epílogo) en una de sus aventuras por Egipto; luego, vamos a Oxford, donde conocemos al profesor Alexander Quills (nostálgico profesor de investigadores psíquicas) y a su sobrina Verónica; y finalmente, nos topamos con Oliver (joven, intelectual, amante de la literatura gótica y soñador). Así, se va centrando el narrador en tercera persona en cada capítulo en uno de los protagonistas hasta que a partir de la segunda parte se unen y nos adentramos en sus peripecias. El final queda abierto a una segunda parte, como así se ha confirmado dado que el 15 de enero se publica la misma.

Con todos estos ingredientes, Tu nombre después de la lluvia, se configura como una novela en la que podemos vivir el ejercicio de unos periodistas en la práctica, disfrutar aprendiendo sobre la mitología de Irlanda y, lo más importante, pasar un gran rato con su lectura.





Alejandra G.N.
Estudiante de periodismo. Además, es apasionada de los idiomas y la comunicación, desde la convencional hasta la 2.0. Con poco tiempo libre, pero con infinitas ganas de aprender.
  • Web personal
  • Escríbeme
  • LinkedIn
  • Feed
  • Youtube
  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook Red De Pensamientos Web
  • Google Plus Alejandra González

0 Comentarios en “Reseña: Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez

    ¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)