Reseña | El castillo ambulante de Diana Wynne Jones



Título: El castillo ambulante

Autora: Diana Wynne Jones

Páginas: 360

Editorial: Nocturna Ediciones

Precio: 15.00€

Saga: 1/3


En el país de Ingary, donde existen cosas como las botas de siete leguas o las capas de invisibilidad, que una bruja te maldiga no es algo inusual. Cuando la Bruja del Páramo convierte a Sophie Hatter en una anciana, la joven abandona la sombrerería familiar para pedir ayuda en el único lugar mágico que se le ocurre: el castillo ambulante que atemoriza a los habitantes de Market Chipping. Pues dentro no sólo se halla un demonio del fuego, sino también el perverso mago Howl, tan diestro en realizar hechizos como en robar los corazones de las damas.


El castillo ambulante es una novela de género fantástico escrita por Diana Wynne Jones. Forma parte de una trilogía, aunque cada una de las partes son autoconclusivas. Una adaptación homónima de esta obra fue realizada por el reconocido Studio Ghibli.

Narrada en tercera persona nos cuenta las aventuras de Sophie y el mago Howl. Ellos son los personajes principales a los que acompañan otros como la familia de Sophie, el demonio del fuego, Calcifier, o el ayudante del mago, Michael. Todos están relacionados entre sí y acaban aportando algo a la trama. Diana no nos cuenta cómo son, nos los describe y luego a través de sus acciones nos va mostrando su personalidad. Así vamos descubriendo lo que piensan cada uno de los otros a la vez que lo confrontamos con la realidad.

Aunque es una novela de fantasía todo sucede con total naturalidad. Las explicaciones no son excesivas, ni siquiera entre los propios participantes en la acción. Diana Wynne Jones consigue que sin darnos cuenta nos veamos envueltos en un mundo de magia. Toda la obra está repleta de un humor muy dulce. Es divertida sin llegar a los excesos. Bonita, sin necesidad de recargar ni exagerar nada. Cada situación parece que pasa porque tiene que pasar. Tampoco desaprovecha la oportunidad para realizar una sutil crítica social. Por ejemplo, cuando cuenta como se supone que es Howl o cuando una de sus hermanas recomienda a Sophie cobrar por el trabajo de aprendiz.

El castillo ambulante es una novela fresca en el mejor sentido de la palabra. Dulce, graciosa y hermosa son sinónimos con lo que encaja a la perfección. Está dirigida a un público juvenil o infantil y, sin embargo, a cualquier edad se puede disfrutar con la lectura. La película que se basa en ella, aunque coge el libro como base, acaba siendo una adaptación muy libre. Es uno de esos casos en los que tanto versión como origen son una maravilla.



No hay comentarios

¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)

Con la tecnología de Blogger.