Reseña | El visitante, de Stephen King



Título: El visitante

Autor: Stephen King

Páginas: 592

Editorial: Plaza & Janés

Precio: 23,90€




El mal puede tener muchas caras... 
incluso podría tener la tuya.

Tras el espectacular éxito de la «Trilogía Bill Hodges» (Mr. Mercedes, Quien pierde paga y Fin de guardia) King nos sorprende con un thriller tan escalofriante como original.


Reconozco que, aunque he leído varios libros de Stephen King, todavía tengo pendientes los que le catapultaron a la fama mundial. Cada vez que sale una novedad suya intento leerla y, mientras, voy consiguiendo otros como 22/11/63 (está en mi interminable lista de libros que tengo en casa y aún no he leído). La portada de El visitante de por sí ya me animaba a leerlo. No te cuenta nada, a la vez que de que te avisa de que algo muy peligroso se acerca. Al terminarlo, todo cobra sentido.

Plaza & Janés opta por dar la mínima información en la contraportada. Un par de frases que te dicen lo justo para saber que el libro te va a atrapar de principio a fin. Hay que ir a las solapas interiores para, si lo deseamos, saber un poco más de la historia. En mi opinión, en este tipo de novelas, es mejor saber poco para que el autor pueda lograr su objetivo.

La novela se presenta de una forma peculiar. La narración de los hechos se mezcla con informes de interrogatorios policiales. Poco a poco nos va introduciendo en qué es lo que ha pasado. Nos va dando los datos de manera escalonada para que podamos irnos formando nuestras impresiones del culpable y aquello que ha hecho.

Stephen King una vez más consigue unir sobrenatural y realidad sin que parezca inverosímil. Logra el mismo efecto que consiguió con la "Trilogía Bill Hodges" y se resarce de lo que para mí fallaba de Revival. En esa ocasión me pareció que King se sobrepasaba en las explicaciones, ya que estas conseguían que la resolución fuera previsible. Quizá el éxito de El visitante es la elección del personaje ideal para que contara esa parte de la historia.

Ese es otro de los puntos fuertes. El elenco de personajes es tan variado que logra que la trama sea verosímil a través de como cada uno de ellos reacciona. La gran sorpresa del libro es el regreso de uno de los personajes más entrañables de sus últimas novelas (uno al que es imposible no querer). Stephen King, asimismo, aprovecha la novela para hacer un guiño a los grandes detectives de las novelas negras: los creados por Edgar Allan Poe, Agatha Christie y Arthur Conan Doyle. Tampoco desaprovecha la oportunidad de recalcar, una vez más, que no le gusta la adaptación de El resplandor hecha por Kubrick. Incluso, nos enseña a fabricar una cámara ultravioleta con la cámara de nuestro móvil.

Solo había una escena del libro que no terminaba de encajar. Sin entrar en detalles que hagan spoiler, uno de los secundarios pasa de tener una actitud pasiva o tranquila a realizar una acción terrible. Cambia de un estado a otro sin más. En la explicación o no de esto residía la opinión general que yo tendría del libro. Al acercarnos al final esto se explica. No deja ninguna duda que haga flaquear el resultado general.

El visitante nos lleva a los clásicos de detectives sin perder las características que le dan el reconocimiento. Consigue reeditar una leyenda de miedo (que todos hemos oído alguna vez) sin que sepamos lo que está sucediendo. Un libro que no podremos soltar hasta que lo terminemos. No es una obra maestra, ni falta que hace. 

«Y creo en Arthur Conan Doyle, que hizo decir a Sherlock Holmes: “Una vez que eliminamos lo imposible, lo que queda, por improbable que sea, tiene que ser la verdad”». El visitante, Stephen King 


No hay comentarios

¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)

Con la tecnología de Blogger.