Hespérides | María Joaquina de Viera y Clavijo en la hemeroteca de Canarias del Siglo XIX #AdoptaUnaAutora

Bosquejo a crisálida de la autora realizado por
Antonio Pereira Pacheco y Ruiz
(1862-1864)

Carlos Pizarroso se refiere en 1880 a la figura de José de Viera y Clavijo aprovechando que en la Biblioteca de la Laguna se iban a incluir nuevas obras suyas. En el artículo titulado “Nuevas curiosidades de la biblioteca de La Laguna” le ensalza y realiza un recorrido por su vida. Al caso de esas nuevas adquisiciones puede explorar sus escritos. Al referirse a la poesía se para a recordar la figura de su hermana, María Joaquina de Viera y Clavijo.

Después de la comentada aparición del nombre de María Joaquina de Viera y Clavijo en el periódico El Time (en 1868) no se le vuelve a encontrar en la hemeroteca digital Jable hasta 1880. En esa ocasión se destaca de nuevo que ella fue la encargada de cuidar de sus hermanos Nicolás y José de Viera y Clavijo. Estuvo casi toda su vida pendiente de ellos, pero gracias a eso pudo tener una formación imposible para las mujeres de su época. Menciona haber encontrado en la biblioteca un manuscrito titulado “Vida de Nuestro Señor Jesucristo” compuesto por Dª María Viera en Canaria y copiada por R. en 1795. Sobre sus versos estima Pizarroso que los escribió con “poca fortuna”, a pesar de su erudición. Sin embargo, no cree que esto sea culpa de la autora sino de los años que le tocó vivir:

"En verdad que el mal gusto de la época se imponía a todo amable cultivador de las Musas y envolvía al ingenio en trabas difíciles de romper: sólo campeaba libre el despropósito tenido por belleza literaria. […] Digamos que D. María Viera y Clavijo hizo como una amalgama de religión y poesía. Entre sus versos suelen encontrarse algunos buenos pensamientos llenos de original belleza y bien metrificados, que dan idea de lo que hubiera sido con tan buenas disposiciones esta poetisa, floreciendo en otros mejores tiempos para la literatura". Me atrevería a incluir un pequeño añadido a su sentencia. Los versos de María Joaquina hubieran florecido en otros mejores tiempos para la literatura escrita por mujeres. Un tiempo en el que ella tuviese nombre propio y no fuera la “hermana de”.

Nos aporta un poema en el que él siente a esa gran poetisa que pudo haber llegado a ser, aunque queda oculta:

"Convierte el claro sol su alta influencia
en espigas y en uvas, y el destino
convierte con Divina Providencia
uvas y espigas en buen pan y vino.
Convierte el vino y pan la Omnipotencia
en cuerpo y sangre de Jesús divino,
y el cuerpo y sangre de Jesús ¡qué suerte!
en comida del hombre se convierte".
María Joaquina de Viera y Clavijo

La persona que hace estas afirmaciones es Carlos Pizarroso (Cádiz 1841-La Laguna 1916), político, historiador, escritor y filósofo. A María Joaquina le dedica apenas dos párrafos, sin embargo, son suficientes para acercarnos un poco más a ella. Las palabras aquí recogidas aparecieron publicadas el 23 de julio de 1880 en el número 40 de la Revista de Canarias.
El proyecto "Adopta Una Autora" en este momento está paralizado por sus creadores
pero continuaremos profundizando en María Joaquina de Viera y Clavijo y otras autoras canarias. 

Conoce a María Joaquina de Viera y Clavijo

No hay comentarios

¿Quieres que visite tu blog y comente? Todos los comentarios son respondidos y cada vez que me comentes, te comentaré. Fácil, ¿verdad? No dejes simplemente SPAM ;)

Con la tecnología de Blogger.